martes, 2 de octubre de 2012

WILKAWAIN


Hacia el año 700 d.C., finales del Intermedio Temprano, la sociedad Recuay, asentada en el Callejón de Huaylas, entra en crisis. Coincidentemente, por esa época, sus eternos rivales y aliados, los Moche también inician su declinación. Tal vez el avance arrollador de un nuevo grupo social venido de muy el sur, de la actual Ayacucho, comercialmente más dinámico y con una organización más cohesionada, influyó en la caída de los Recuay. Lo cierto es que los Wari, guerreros y comerciantes paulatinamente se expandieron por casi todo el norte peruano.

De los Wari, nuestros antepasados copian la costumbre de enterrar en mausoleos como se observa en nuestra región en los complejos arquitectónicos de Waullak y Willkawain en Huarás y Honkopampa sobre Marcará.


Honkopampa también sería un gran mausoleo

Los Wari, a quienes habían influenciado culturalmente los Tiahuanaku, traerían dentro de toda la parafernalia relacionada a su religión, la inconfundible imagen del “Dios de las Varas”, eufemismo con el que sindican los arqueólogos al dios Guari de Chavín. Estudios recientes relacionan a la imagen principal de la Portada del Sol, en Tiawanaku, el mencionado dios envarado, venerado también por los Wari, con el culto al agua. Si nosotros afirmamos que Guari, era señor de las aguas, de las lluvias y los rayos, que tenía poder sobre ellos por ser el Dios Civilizador, el Dios Agricultor; con dichos estudios, creemos que estamos en la ruta correcta de la investigación.

Todos estos datos nos señalan que existió una continuidad en el mundo andino. Continuidad que se inaugura antes de Chavín y atraviesa como una gran columna dorsal toda la historia de nuestra cultura andina.


El Mausoleo de Willkawaín se ubica a 7 km al nor-este de Huaraz


Al período histórico denominado Wari, le corresponde el surgimiento de un señorío local que tuvo influencia en gran parte del Huaraz antiguo y sua alrededores. Se trata de los Wilkawaín, que tuvieron en la actual zona de Ichic Willkawaín su centro administrativo.

Willkawaín, según los entendidos tiene doble significado: puede interpretarse como la "casa del nieto", pero por la dualidad andina y la correspondencia, también puede ser entendido como "la casa de los abuelos"; y este sería el significado correcto, pues el monumento arqueológico que hoy conocemos guardaba los restos de sus antepasados.

Las evidencias arqueológicas señalan que existió una relación directa entre los conceptos de vida y muerte en esa época. Las viviendas estaba pegadas a los mausoleos. Y debido a la influencia Wari, se varió el patrón de los enterramientos. Es decir, se abandonó la práctica Recuay de enterrar bajo tierra, y se inauguró la moda de construir mausoleos familiares.


En Ichik Willkawaín vivían cuidando a sus muertos
Willkawaín, es un gran monumento funerario de la familia gobernante en ese entonces. Sus tres pisos y numerosos compartimientos, señalan que los entierros allí habían sido fastuosos, que los gobernantes de Willkawaín eran de mucho poder y dejaron como recuerdo para la historia sus tumbas reales.


Lamentablemente, no duró mucho tiempo el gobierno de los Willkawaín. Junto a sus pares, los gobernantes de Waullak, los Willkawaín se extinguieron hacia el año 900 de nuestra era.

No hay comentarios:

Publicar un comentario