lunes, 20 de agosto de 2012

EL PEREZOSO GIGANTE DE CHINGAS

A raíz de los hallazgos de huellas de dinosaurios entre Conococha y Antamina, pudimos entender que la vida en nuestra tierra tiene larga data. Con decir que hace 60 millones de años cuando aún existían esos seres gigantescos, nuestro Ancash era una especie de lecho marino donde existían manglares por doquier (el manglar es una zona anegada con mucha vegetación).


Actual manglar en Tumbes

La Cordillera de los Andes, que es una de las cordilleras más jóvenes del mundo, se comenzó a formar recien hace 40 millones de años, y hasta hace 4 millones de años no pasaba de los dos mil metros de altitud.


Laguna de Yanacocha, a 5,000 m.s.n.m. en las alturas de Chingas

Bien, un día como hoy en el año 1992, el comunero chingasino Melquiades Espinoza Sudario se encontraba en plena faena comunal para abrir un canal que derive las aguas de la laguna Yanacocha a las tierras de la comunidad de Chingas, cuando un lampazo dio contra un enorme hueso. Escarbando con curiosidad, él y sus compañeros se dieron con un enorme esqueleto de Scelidodon, más conocido como "Perezoso gigante", un hervíboro que vivió hace unos 10 mil años en nuestra región, cuando había grandes pastos con qué alimentarse; medía tres metros de alto y pesaba unos 700 kilos.


El perezoso gigante

Una vez limpiados los restos, fueron llevados a Chingas y posteriormente al Museo de Historia Natural en la capital, donde se le expuso como un especimen único, pues en toda América nunca se habían encontrado los restos completos de un Scelidodon.
En el 2007, el alcalde distrital en coordinación con la Dirección Regional de Cultura, lograron instalar en una sala del municipio chingasino, el célebre esqueleto, donde se exhibe en la actualidad.


El perzoso gigante de Chingas expuesto en el Museo Arqueológico de Ancash en el 2007

No hay comentarios:

Publicar un comentario